Origen

El Leonberger es una raza de perro alemana

Características del Leonberger

Originario de Alemania, donde fue creado a través de cruces entre Terranova, San Bernardos de pelo largo, y algunos mastines del Pirineos, esta raza gigante requiere un compromiso con su entrenamiento y una alta tolerancia para las travesuras y el desorden. Aunque en las fotos se vea un perro majestuoso y elegante, en su estado natural se asemeja más a un niño travieso en un día de lluvia que a la elegancia leonina. La socialización y el entrenamiento temprano y extenso, siempre a base de refuerzo positivo, lo convertirán en un gran perro familiar, pero sin ellos es travieso y destructivo.

Sus altos niveles de energía y su inteligencia lo convierten en un súper competidor en pruebas de agilidad y obediencia. Y también lo encontramos realizando visitas de terapia y trabajo de rescate acuático. Son perros a los que les gusta vivir en un hogar propio, pero que se llevan bien con otros animales, incluidos gatos y caballos. Este es un perro sensible al que no le gustan las peleas familiares. Así que más te vale mantener tus conflictos lejos de él o puede que quiera intervenir para poner orden. Al Leonberger le encanta estar con su familia, por lo que pasar todo su tiempo a solas en el patio trasero puede acabar causándole problemas psicológicos y una gran tristeza

Hay que tener en cuenta que un perro de este tamaño requiere una serie de necesidades distintas a perros de tamaños más pequeños. Un perro grande necesita un espacio abierto para poder ejercitarse, moverse y tener una buena calidad de vida.

Existen muchos modelos de cama para perros, obviamente es algo lógico, pero tenlo en cuenta. Perro de raza grande, cama grande, así que adapta tu espacio para poder poner esta cama. ¿Verdad que no querrás tenerlo siempre encima tuyo en el sofá?

Un transportin sirve para llevar al perro en los desplazamientos o en algunas visitas, también para viajar en ciertos transportes. Apunta uno en tu presupuesto para los próximos años. Si es de calidad te durará toda la vida.

El Leonberger necesitará un lugar para que le bañes. Una bañera o una ducha serán el lugar más adecuado. Una manguera en el exterior de casa, si la dispones, puede también ser suficiente. Si no dispones de alguno de estos elementos, deberás encargar su baño a una peluquería para perros.

Si tienes un patio o jardin y quieres que tu perro tenga su espacio alli, lo más acertado es comprarle una caseta para perros. A la hora de elegirla debes tener en cuenta el tamaño del perro, el material de la caseta si tiene buena resistencia al agua. Ten en cuenta que será el hogar de tu mascota y tiene que vivir muchos años allí. 

Leonberger

El Leonberger y los niños

Si formas tienes niños, o hay niños cerca del hogar, estarás ante un doble problema: evitar que los unos se encariñen con los otros y evitar los accidentes. Debes educar al perro. Por un lado, para que tu perro sepa hasta dónde puede llegar y que sepa reconocer el juego de una amenaza real. Por otro lado, los niños deben saber cómo tratar con un perro tan grande. Por ejemplo, no debe dejarse que los niños se monten sobre él, como si fuera un caballo ya que eso le destrozará la espalda.

Aunque sea un perro realmente bueno, tranquilo y cariñoso, y que disfruta de los juegos, debido a su tamaño debemos evitar dejarlos solos

Entrenamiento

El entrenamiento, como con todos los perros, es importante, pero más con una raza de este tamaño. Un Leonberger inexperto que lo arrastre con su correa mientras están de paseo no es lo ideal. La obediencia puede tomar tiempo, pero esto se debe principalmente a su naturaleza tonta, juguetona en lugar de su incapacidad para aprender. Leonbergers tienen un pelaje doble. El pelaje externo largo se encuentra plano al cuerpo, ocultando una capa suave y densa. El cepillado regular es importante, pero la raza no se debe afeitar pues pueden hacer que la piel crezca hacia atrás rizada e impida la regulación natural de la temperatura de los perros. En su lugar debe usarse un peine de “arrastre”. Para un perro tan grande, no requiere de mucho ejercicio. Un paseo diario es suficiente para mantenerlos felices, siempre y cuando usted está con ellos por si ocurre cualquier percance

Leonberger, tu amigo!